win85

Proyección

Covid debe generar más 37 millones de desempleados en Latinoamérica, señala estudio

Para sociólogo, el período pospandemia será de lucha contra el autoritarismo y el neoliberalismo

Traducción: Luiza Mançano

win85 | São Paulo (SP) |
Una médica habla con una habitante de Guayaquil, epicentro de la crisis sanitaria en Ecuador - Arquivo/AFP

El dossier número 30 del Instituto Tricontinental de Investigación Social lanzado el último martes (7) analiza las consecuencias políticas, sociales y sanitarias de la pandemia del coronavirus en países de Latinoamérica, una de las más afectadas por la enfermedad, con un 23% de casos y un 22% de las muertes por covid-19 en el mundo.

El documento titulado "Nuestra América bajo el coronashock: Crisis social, fracaso neoliberal y alternativas populares" señala que el PIB de la región puede sufrir una retracción histórica, de aproximadamente un 5,3%, lo que puede implicar alrededor de 37,7 millones de personas desempleadas más en las estadísticas de la región, además de un incremento de la pobreza, que debe afectar a un 34,7% de la población de los países que forman parte de América Latina.

Jose Seoane, sociólogo y coordinador del Instituto Tricontinental, considera que este escenario, “trágico para los más pobres”, en sus palabras, debe desatar revueltas populares en las calles después del periodo de la pandemia. “Desde junio hubo un ciclo de movilizaciones en la región, debido a diversos intereses. En relación a la catástrofe sanitaria pero también debido a la crisis social que castiga a las clases populares. Hoy Latinoamérica lucha contra el hambre.  Hay también un comienzo de conflicto en la política, contra los paquetes de ajuste promovidos por el neoliberalismo y los intentos autoritarios de implantar sus políticas neoliberales”.

:: América Latina pasa de 2,5 millones de infectados; sepa la situación de cada país ::

El dossier también explica que las privatizaciones de servicios básicos como la salud se revelaron un equívoco ante la pandemia y que la región está entre las más afectadas debido a la implantación de políticas neoliberales en esos sectores. Sin embargo, como explica Seoane, hubo diferentes posiciones entre los gobiernos de la región.

“Los gobiernos sudamericanos tuvieron diferentes papeles ante la pandemia, según su orientación política. Hay quienes respetaron las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), han respetado el aislamiento social y las políticas sanitarios y pusieron en práctica políticas sociales compensatorias, amortizando los impactos de la crisis para los sectores populares, para los trabajadores, que sufren menos en esos países. Ahora, hay quienes han seguido el camino opuesto, gobiernos negacionistas, que han implementado políticas neoliberales, dejando a sus países en una situación de catástrofe social y sanitaria”, explica el sociólogo, que también es docente e investigador en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Argentina, e integrante del Grupo de Estudios sobre América Latina y el Caribe (GEAL).

Seoane menciona como ejemplos negativos Brasil, Chile, Perú, Bolivia, Panamá y República Dominicana. “Algunos de esos presentan 2 mil casos por un millón de habitantes. Tienen las tasas más altas de infectados en la región tras la adopción de políticas neoliberales y negacionistas”.

Aun sobre Brasil, el sociólogo afirma que el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, “encabeza el carácter más fascista” de la política en el continente, lo que impacta en el desarrollo de la región.

Edición: Rodrigo Durão Coelho


win85 Mapa do site

1234